Misioneras de Jesús Verbo y Victima

Mons. Federico Kaiser Depel

Mons. Federico Kaiser Depel nació en Dulmen, Alemania, el 24 de mayo de 1903. Su hogar tuvo una decisiva influencia en la formación de su fe. Cuando joven ingresó al Seminario de los Misioneros del Sagrado Corazón, en Hiltrup, tuvo que interrumpir sus estudios a causa de su precaria salud. Temía mucho no llegar al sacerdocio. Dos años después los reinició sin que en adelante le afligiera algún mal. Cuatro años antes de ordenarse sacerdote, murió su madre. Por un sacerdote amigo se enteró que cuando él estaba enfermo, su madre le había pedido al Señor que ella ofrendaba su vida a cambio de que su hijo llegase a ser sacerdote. Dios aceptó su sacrificio.

Dentro de sus estudios teológicos, se especializo en Teología Bíblica. “La Biblia llegó a ser para mí una pasión casi invencible”, señalo.—

El 10 de agosto de 1932 fue ordenado sacerdote y en 1939 enviado al Perú. Ya de sacerdote fue conocido por su ciencia y santidad.

Siendo Superior Provincial, el 21 de noviembre de 1957 fue nombrado Prelado de Caravelí, y consagrado Obispo el 7 de diciembre de 1963.—

El 22 de junio de 1961 funda la Congregación de Misioneras de Jesús Verbo y Víctima. Para elaborar las constituciones usó todos los escritos a mano que a través de los años de su experiencia, como director espiritual de religiosas, había ido recogiendo. Como él decía: “Yo mismo no sé porqué los iba escribiendo”.

Para la formación de las nuevas misioneras, necesitaba de una religiosa que concordase también con sus ideales. Conocía a Madre Willibrordis, MSC. Con permiso de Roma, M. Willibordis pasó a la nueva Congregación, convirtiéndose en Cofundadora. Desde entonces lucharon juntos en la formación, difusión y mantenimiento del Instituto.

Congregación Jesús Verbo y Víctima